RSS

Novedades

31 Dic

logoucv
Diciembre, 2013

1. Control de Cambio

a. Ilícitos Cambiarios

Ley-Reforma Parcial. G.O. Ext. N° 6.117 del 04-12-2013. Decreto Nº 636 del 03-12-2013

b. Vehículos

Régimen de producción de vehículos automotores ensamblados y comercializados en el país, así como el precio justo de venta de los mismos e importación por personas naturales con divisas propias. G.O. Ext. N° 6.117 del 04-12-2013. Decreto Nº 625 del 02-12-2013

2. Documentos públicos

a. Extranjeros

Apostilla

  • La sentencia extranjera fue presentada en copia certificada, debidamente apostillada según la Convención de la Haya de 1961, lo cual permite concluir que se encuentra revestida de las solemnidades legales correspondientes de acuerdo a la legislación en donde fue dictada, verificándose así el primer requisito previsto en el literal “a” del artículo 2 de la CIDIP sobre eficacia extraterritorial de la sentencia y laudos extranjeros. TSJ-SCC, sentencia N° 725 del 03-12-2013, Exp. 2012-140
  • La decisión extranjera fue presentada en copia certificada a la cual se le colocó la apostilla según la Convención de La Haya de 1961, emitida por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia, con certificado digital de verificación vía internet, de la página web www.cancilleria.gov.com/apostilla. TSJ-SCC, sentencia N° 728 del 05-12-2013, Exp. 2011-196
  • Entre países signatarios del Convenio de La Haya de 1961, no hace falta el requisito de la legalización diplomática y consular de los documentos públicos que se originen en un Estado Parte y que se pretendan utilizar en otro, por lo que los documentos que hayan sido certificados por una Apostille deberán ser reconocidos en cualquier otro Estado Parte sin necesidad de otro tipo de autenticación, pues se reconoce la eficacia jurídica de ese documento. TSJ-SPA, sentencia N° 1416 del 11-12-2013, Exp. 2012-313

               En el mismo sentido: TSJ-SCC, sentencia N° 728 del 05-12-2013, Exp. 2011-196

  • Taiwán no es signatario del Convenio de La Haya de 1961 por lo que los documentos deben ser Legalizados para surtir efectos legales en Venezuela; esto es, deben ser validados en Taiwán por el Ministerio del cual dependa la Cámara de Comercio o en su defecto hacerlo público a través de una Notaría y posteriormente, presentarlos ante el Consulado General de Venezuela en la ciudad de Hong Kong, que cuenta con el registro de firmas autorizadas de Taiwán para su respectiva Legalización y de esa manera garantizar su plena aceptación en Venezuela. TSJ-SPA, sentencia N° 1416 del 11-12-2013, Exp. 2012-313

3. Exequátur

a. Competencia

(i) Asuntos contenciosos:

  • Se solicita se conceda fuerza ejecutoria en el territorio de Venezuela, a una sentencia dictada por un Juzgado de Madrid, España, mediante la cual declaró la disolución del vínculo conyugal. Por tanto, le corresponde a la SCC conocer y decidir el asunto, al corresponder a una sentencia dictada en un procedimiento contencioso en materia de relaciones privadas (art. 28 num. 2 LOTSJ, en concordancia con los arts. 850 y 856 CPC). TSJ-SCC, sentencia N° 712 del 02-12-2013, Exp. 2012-440

En el mismo sentido: TSJ-SCC, sentencia N° 770 del 10-12-2013, Exp. 2012-341

(ii) Regla general: en los casos en los cuales el exequátur sea solicitado para declarar la fuerza ejecutoria de las sentencias de autoridades jurisdiccionales extranjeras, de acuerdo con lo que dispongan los tratados internacionales o la ley, la LOTSJ atribuyó la competencia, de forma expresa, a la SCC. En cambio, en aquellos casos en los cuales el pase de los actos o sentencias de las autoridades extranjeras sean de naturaleza no contenciosa, la competencia corresponderá al Tribunal Superior del lugar donde se haya de hacer valer dicha ejecutoria en el país (art. 856 CPC). TSJ-SCC, sentencia N° 712 del 02-12-2013, Exp. 2012-440

b. Citación

Cuando se desconoce el domicilio: en el Auto de admisión de la solicitud de exequátur se ordena oficiar a la Dirección de Migración y Zonas Fronterizas del Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería, adscrito al MPPRIJ, a los efectos de solicitar el movimiento migratorio de aquella persona contra quien se pretende que obre la ejecutoria. TSJ-SCC, sentencia N° 712 del 02-12-2013, Exp. 2012-440

c. Escrito de solicitud

Las abogadas no indicaron en la solicitud de exequátur de qué manera se encontraban satisfechos los supuestos necesarios para conceder el pase de la sentencia extranjera (art. 53 LDIP), ya que no basta con indicar que tales supuestos se hallan satisfechos, sino que es necesario, para cumplir con la adecuada y delicada tarea que su profesión les impone, exponer con claridad cómo se ha atendido cada uno de los supuestos que exige la norma, pues independientemente de que tal análisis constituya en definitiva a la SCC, es deber ineludible de quien formula la petición de reconocimiento llevar al convencimiento del juez de que los supuestos están dados para conceder la ejecutoria a la sentencia extranjera. TSJ-SCC, sentencia N° 717 del 02-12-2013, Exp. 2011-514

d. Fuentes

(i) Normas internas:

  • Cuando se solicita se declare fuerza ejecutoria de una sentencia dictada por un Tribunal de España, país con el que Venezuela no ha celebrado tratado en materia de reconocimiento y ejecución de sentencias; se impone la aplicación de las normas de DIP venezolano siguiendo el orden de prelación de las fuentes en la materia. TSJ-SCC, sentencia N° 712 del 02-12-2013, Exp. 2012-440

En el mismo sentido:
TSJ-SCC, sentencia N° 717 del 02-12-2013, Exp. 2011-514
TSJ-SCC, sentencia N° 739 del 09-12-2013, Exp. 2012-141
TSJ-SCC, sentencia N° 740 del 09-12-2013, Exp. 2011-219
TSJ-SCC, sentencia N° 761 del 10-12-2013, Exp. 2013-61
TSJ-SCC, sentencia N° 770 del 10-12-2013, Exp. 2012-341

  • Cuando se solicita se declare fuerza ejecutoria de una sentencia dictada por un Tribunal de México, país que a pesar de haber acogido y suscrito la CIDIP sobre Eficacia Extraterritorial de las Sentencias y Laudos Arbitrales Extranjeros, se reservó el art. 1º que regula el ámbito de aplicación, con lo cual limitó única y exclusivamente la aplicación de este instrumento a las sentencias de condena en materia patrimonial dictadas en uno de los Estados partes. Por consiguiente, no resulta aplicable la referida Convención a las sentencias sobre disolución de vínculo conyugal, razón por la cual se impone la aplicación de las normas de DIP venezolano. TSJ-SCC, sentencia N° 716 del 02-12-2013, Exp. 2011-608

(ii) Tratados:

Cuando se solicita que se declare fuerza ejecutoria de una sentencia dictada por un Tribunal de Colombia, país con el que Venezuela tiene suscrita la CIDIP sobre Eficacia Extraterritorial de las Sentencias y Laudos Arbitrales Extranjeros, la cual fue ratificada y se encuentra vigente por ambos Estados; es ese instrumento internacional el destinado a regular de manera específica los supuestos que deben cumplirse para que las sentencias dictadas por los tribunales extranjeros, partes de la Convención, tengan validez en territorio venezolano y viceversa. TSJ-SCC, sentencia N° 725 del 03-12-2013, Exp. 2012-140
En el mismo sentido: TSJ-SCC, sentencia N° 728 del 05-12-2013, Exp. 2011-196

c. Requisitos de fondo

(i) Cosa juzgada

  • La sentencia extranjera cumple con este requisito de acuerdo con la ley del Estado en el cual ha sido pronunciada, pues consta del propio fallo que el Secretario del Juzgado, dejó constancia: “…Que en los autos referenciados seguidos en este Juzgado con el N° 1134/2010 ha recaído sentencia FIRME”. TSJ-SCC, sentencia N° 712 del 02-12-2013, Exp. 2012-440
  • En el expediente consta auto dictado por el juez extranjero, el cual es del tenor siguiente: “…toda vez que ha transcurrido el término concedido a las partes para recurrir la Sentencia Definitiva … se declara que la misma ha causado ejecutoria para los efectos legales ha (sic) que haya lugar…”; lo que permite concluir que la sentencia extranjera cuyo exequátur se solicita tiene fuerza de cosa juzgada según la ley del Estado en que fue pronunciada. TSJ-SCC, sentencia N° 716 del 02-12-2013, Exp. 2011-608
  • De las actas del expediente se evidencia certificado de disolución de matrimonio, lo que permite concluir que la sentencia extranjera cuyo exequátur se solicita tiene fuerza de cosa juzgada según la ley del Estado en que fue pronunciada. TSJ-SCC, sentencia N° 717 del 02-12-2013, Exp. 2011-514
  • La decisión extranjera se encuentra definitivamente firme y ejecutoriada, ello consta del texto de la certificación que corre inserta en el expediente, en la que señala: “…el suscrito secretario del juzgado…hace constar que la providencia…se encuentra debidamente notificada y ejecutoriada…”. TSJ-SCC, sentencia N° 728 del 05-12-2013, Exp. 2011-196
  • En el propio texto de la copia certificada de la sentencia extranjera se señaló “…Asimismo se certifica, que la sentencia quedó definitivamente firme y ejecutoria…”. TSJ-SCC, sentencia N° 739 del 09-12-2013, Exp. 2012-141
  • En el propio texto de la sentencia extranjera se señaló que es “…copia ejecutoria o expedición, expedida el 20 de enero de 1992 …” y del certificado de no apelación que consta en el expediente se constata que “…EL JEFE DE LA SECRETARÍA JUDICIAL del Tribunal de Apelaciones de París, CERTIFICA…que al día de hoy, no se ha recibido, ninguna solicitud de apelación en la Secretaría Judicial del Tribunal de Apelaciones, frente a la sentencia emitida…”. TSJ-SCC, sentencia N° 740 del 09-12-2013, Exp. 2011-219
  • Consta del texto de la certificación que corre inserta en el expediente, que señala: “…Concuerda bien y fielmente con el original al que me remito y para que surta los efectos oportunos haciendo constar que es firme expido el presente en León…”. TSJ-SCC, sentencia N° 761 del 10-12-2013, Exp. 2013-61
  • Consta del propio fallo traducido al idioma castellano y legalizado con la Apostilla de La Haya, que la sentencia refiere que es una “ESTA CAUSA ES FINAL y debe ser removida de la agenda de asuntos…”. TSJ-SCC, sentencia N° 770 del 10-12-2013, Exp. 2012-341

(ii) Debida citación y garantía del derecho a la defensa:

  • Consta de la sentencia que ambos cónyuges estuvieron presentes en la celebración del juicio, asimismo, que el sentenciador extranjero dejó constancia que la parte demandante fue asistida por una Procuradora y la parte demandada por otra Procuradora, de manera que hubo una asertiva representación judicial y el cónyuge demandado tuvo tiempo suficiente para ejercer su defensa en el juicio, la cual fue debidamente asegurada y garantizada en todo momento, como en efecto ocurrió. TSJ-SCC, sentencia N° 712 del 02-12-2013, Exp. 2012-440
  • El demandado celebró un convenio de arreglo marital con la demandante, ello aunado a que es el propio demandado en el juicio extranjero quien solicita el exequátur del fallo allí dictado, lo que denota que conocía suficientemente la demanda entablada y que gozó de oportunidades de defensa. TSJ-SCC, sentencia N° 717 del 02-12-2013, Exp. 2011-514
  • Consta de la sentencia extranjera que luego de admitirse la demanda el tribunal se trasladó y emplazó al demandado conforme a la Ley, “…y como dentro del término que se le concedió no contestó a la demanda, se le tuvo por rebelde, y por contestada la demanda en sentido negativo…”; de donde se desprende que el demandado fue debidamente citado, de conformidad con lo establecido en la Ley. TSJ-SCC, sentencia N° 716 del 02-12-2013, Exp. 2011-608
  • El demandado en divorcio en Colombia fue debidamente citado conforme a las leyes que rigen al respecto en dicho país, y se evidencia del fallo que por no haber comparecido, se procedió a nombrarle curador Ad Lítem para la defensa de sus intereses. TSJ-SCC, sentencia N° 728 del 05-12-2013, Exp. 2011-196
  • Una vez constatada la presencia de ambos cónyuges en el curso del proceso judicial mediante el cual se declaró disuelto el vínculo matrimonial que los unía, la demandante, lo hizo mediante su apoderado judicial, y el demandado a través del curador especial que le fue designado para su defensa, lo cual significa la garantía del derecho a la defensa de las partes. TSJ-SCC, sentencia N° 728 del 05-12-2013, Exp. 2011-196
  • En la decisión no consta cómo fue citado el demandado en el proceso, pero sí indicó que fue declarado en rebeldía ya que no participó en el juicio. Sin embargo, el exequátur está siendo solicitado por quien fuera el demandado en el proceso de divorcio seguido en el extranjero, lo cual constituye una manifestación inequívoca del solicitante de encontrarse conforme con el procedimiento seguido en ese juicio y con el fallo que declaró dicha disolución de matrimonio. TSJ-SCC, sentencia N° 739 del 09-12-2013, Exp. 2012-141

En el mismo sentido: TSJ-SCC, sentencia N° 761 del 10-12-2013, Exp. 2013-61

  • Del texto de la decisión se evidencia que las partes participaron en el juicio y ejercieron su defensa, ambos estuvieron representados por abogados. Asimismo, que el juicio se inició con demanda de separación de cuerpos intentado por el esposo y luego la cónyuge demandada reconvino por divorcio. Por tanto, ambos tuvieron conocimiento del juicio, con tiempo razonable para ejercer sus defensas y además estuvieron presentes en el transcurso del mismo. TSJ-SCC, sentencia N° 740 del 09-12-2013, Exp. 2011-219
  • Toda vez que la demandada en divorcio, fue debidamente citada, dio contestación a la demanda y participó durante el proceso lo que denota el ejercicio cabal de su derecho a la defensa; lo anterior, aunado a que es la propia demandada en el juicio extranjero quien acude, conjuntamente con el demandante, ante la SCC a solicitar el exequátur del fallo allí dictado, lo que en definitiva apunta a que la demandada gozó de las garantías procesales previstas para su defensa. TSJ-SCC, sentencia N° 763 del 10-12-2013, Exp. 2013-265
  • En el fallo extranjero se expresa textualmente “…fue servido el demandado según se estipula…”, lo que refleja que se citó al demandado, aunado a ello, quien hoy solicita la legalización en el país de la sentencia extranjera, es el demandado en juicio de divorcio, lo que permite evidenciar que el mismo tuvo conocimiento del juicio, con tiempo razonable para ejercer su defensa y que además estuvo presente en el transcurso del juicio, ejerciendo debidamente su defensa. TSJ-SCC, sentencia N° 770 del 10-12-2013, Exp. 2012-341

(iii) Jurisdicción exclusiva

  • La sentencia extranjera no versa sobre derechos reales respecto a bienes inmuebles situados en Venezuela, pues de su lectura no se hace mención a la existencia de bienes de la comunidad conyugal ubicados en el país ni en el extranjero, de manera que no se ha arrebatado a Venezuela la jurisdicción exclusiva sobre esa materia. TSJ-SCC, sentencia N° 712 del 02-12-2013, Exp. 2012-440

En el mismo sentido:
TSJ-SCC, sentencia N° 716 del 02-12-2013, Exp. 2011-608
TSJ-SCC, sentencia N° 717 del 02-12-2013, Exp. 2011-514
TSJ-SCC, sentencia N° 739 del 09-12-2013, Exp. 2012-141
TSJ-SCC, sentencia N° 740 del 09-12-2013, Exp. 2011-219
TSJ-SCC, sentencia N° 761 del 10-12-2013, Exp. 2013-61
TSJ-SCC, sentencia N° 770 del 10-12-2013, Exp. 2012-341

(iv) Jurisdicción indirecta:

  • Domicilio del demandado: se observa que el Tribunal sentenciador tenía jurisdicción para conocer de la causa según lo dispuesto en el art. 39 LDIP, pues de actas se evidencia que para el momento de la disolución del vínculo matrimonial, ambas partes tenían su domicilio fijado en EE.UU. TSJ-SCC, sentencia N° 717 del 02-12-2013, Exp. 2011-514

En el mismo sentido:
TSJ-SCC, sentencia N° 725 del 03-12-2013, Exp. 2012-140
TSJ-SCC, sentencia N° 763 del 10-12-2013, Exp. 2013-265

  • Paralelismo: al haber alegado la demandante que ese fue su último domicilio antes de intentar la demanda y además consignar copia de su documento de identidad del cual se evidencia que es residente de ese país para el momento que intentó la demanda, se verifica la competencia del tribunal sentenciador (arts. 42, num. 2 y 23 LDIP). TSJ-SCC, sentencia N° 712 del 02-12-2013, Exp. 2012-440

En el mismo sentido:
TSJ-SCC, sentencia N° 728 del 05-12-2013, Exp. 2011-196
TSJ-SCC, sentencia N° 739 del 09-12-2013, Exp. 2012-141
TSJ-SCC, sentencia N° 740 del 09-12-2013, Exp. 2011-219
TSJ-SCC, sentencia N° 761 del 10-12-2013, Exp. 2013-61
TSJ-SCC, sentencia N° 770 del 10-12-2013, Exp. 2012-341

  • Sumisión tácita: en la sentencia cuyo exequátur se pretende, se dejó constancia de haberse gestionado la citación personal del demandado de conformidad con el trámite previsto en la Ley, siendo que dentro del término concedido no dio contestación a la demanda, razón por la cual se le declaró en rebeldía. De lo anterior se infieren dos aspectos de relevante importancia: el primero, que aun cuando el demandado decidió no actuar en juicio, se sometió tácitamente a la jurisdicción mexicana al no haber alegado la falta de jurisdicción del referido tribunal para conocer del pleito; el segundo, que -aunque no conste en el expediente- existe una fuerte presunción de que el demandado tenía o tiene su domicilio en el país mexicano dado que fue posible su citación personal en dicho territorio, aunado al hecho de poseer nacionalidad mexicana según consta de acta de matrimonio y al alegato expuesto por la solicitante, todo lo cual constituyen presunciones que vinculan al demandado con dicho territorio. Considerando lo anterior, se concluye que el Juez de lo Familiar de México tenía jurisdicción para conocer del asunto en razón de haberse sometido tácitamente el demandado a dicha jurisdicción. TSJ-SCC, sentencia N° 716 del 02-12-2013, Exp. 2011-608

(v) Orden público:

  • Adicionalmente, la sentencia extranjera no afecta ni contraría los principios esenciales del orden público venezolano, pues es asimilable por analogía en Venezuela a lo establecido en el art. 185-A C.C., a la separación de hecho y al manifestar la sentencia extranjera que “por lo que respecta a la acción de divorcio ejercitada en los autos, se ha acreditado que han transcurrido más de tres meses desde la celebración del matrimonio…debiendo en consecuencia accederse a la pretensión de decretar la disolución por divorcio del matrimonio de los litigantes”. TSJ-SCC, sentencia N° 712 del 02-12-2013, Exp. 2012-440
  • La decisión extranjera no afecta ni contraría los principios esenciales del orden público venezolano, dado que la cesación de los efectos civiles del matrimonio religioso, por separación de cuerpos judicial o de hecho, que haya perdurado por más de 2 años, sería equivalente a la causal de divorcio contemplada en el art. 185-A C.C. TSJ-SCC, sentencia N° 725 del 03-12-2013, Exp. 2012-140

4. Jurisdicción

a. Criterios atributivos

Acciones sobre las relaciones familiares: Si se trata de una demanda de divorcio presentada por la cónyuge es necesario hacer mención al contenido del art. 42 LDIP. De los alegatos esgrimidos por la accionante así como de los documentos consignados en el expediente, se desprende que la actora tiene su domicilio en Venezuela y hay elementos suficientes que le otorgan una vinculación efectiva con nuestro territorio. Por tales razones, el Poder Judicial venezolano tiene jurisdicción para conocer la demanda planteada (art. 42, num. 1, en concordancia con el art. 23 LDIP). TSJ-SPA, sentencia N° 1424 del 12-12-2013, Exp. 2013-484

5. Seguros

a. Viajeros internacionales

Plan de cobertura de gastos médicos y contra pérdida, hurto o robo del equipaje-Normas. G.O. N° 40308 del 04-12-2013. Ministerio del Poder Popular para el Turismo, Res. 105 del 03-12-2013

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: